CONTRA EL MALTRATO, LA PALABRA Headline Animator

BUSCADOR DE GOOGLE

viernes, 10 de diciembre de 2010

Normativa internacional con respecto al trabajo infantil

Normativa internacional con respecto al trabajo infantil

Aunque para muchas personas parece claro que los niñ@s no deben trabajar sino ir a la escuela, esto no refleja la realidad de la protección social que se da al niño en el mundo. Los sistemas judiciales de muchos países de la tierra son en general bastante indiferentes ante este drama y los porcentajes de niñ@s trabajadores parecen aumentar más que disminuir. La Organizacion Internacional del Trabajo fija en su Convenio 138 que solo los niñ@s mayores de 12 años pueden trabajar pero solo en actividades que no "entorpezcan su formación". En algunos países los niñ@s entre 12 y 18 años debe tener un permiso firmado de sus padres. Muchos países contemplan castigos judiciales a empresas que contratan niñ@s, pero si bien estas son fáciles de controlar, las formas mas degradantes de la explotación infantil están en manos del crimen organizado y actividades ilícitas, como la prostitución.

martes, 7 de diciembre de 2010

Por que no deben trabajar los niños

Por que no deben trabajar los niños

Las razones por las cuales los niños, no deberán trabajar son las siguientes:

• El trabajo no permite al menor ser un niño o una niña ya que no le da espacio para la actividad lúdica, tiempo normal para los niños del mundo.
• El trabajo atenta contra los derechos fundamentales del niño.
• El trabajo puede poner en riesgo su salud mental y física, por ejemplo, existen labores que entorpecen el normal crecimiento (trabajar en un socavón) o atrofian su cuerpo.
• El niño y la niña no tienen todavía el criterio para tomar decisiones, por lo tanto, el niño o la niña que trabaja están siempre obligados a ello. A no ser que los tutores de los niños consientan o les obliguen a trabajar a partir de los 16 años.
• Los niños, niñas y adolescentes pierden tanto en el presente como en su futuro, las oportunidades que no se aprovechan hoy, serán las frustraciones de mañana. Como se señala en el Libro "Cicatrices de la Pobreza", hay personas que no superan el sentimiento de ser pobre y de no haber alcanzado sus metas. Muchos culpan su condición de pobres, incluso cuando son personas adultas.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Niños combatientes en el mundo.

Niños combatientes en el mundo.

Reclutar niños y niñas soldado es una práctica habitual en el seno de muchos conflictos en todo el mundo. En algunos, años y años de guerra han agotado a los adultos en edad de combatir: sólo quedan niños.

En otros casos, la guerra y la violencia se tornan una situación normal, la única que muchos niños y niñas han conocido. Los niños soldado garantizan la "protección" a muchas familias si los entregan a los ejércitos. Algunas bandas armadas reclutan niños simplemente para que no sean reclutados por el enemigo.

Pero, lamentablemente, los niños y niñas aportan "ventajas adicionales" a las bandas armadas, ya que son mejores soldados, con más vigor, obedecen sin rebelarse ni organizarse, son fácilmente reemplazables, además de fanáticos en su adhesión al grupo. Realizan labores especialmente peligrosas como desminar, espiar o misiones suicidas. Y por supuesto, cumplen una función de objeto sexual para los adultos.

Estos niños y niñas han sido secuestrados en la calle o sacados de las aulas, campos de refugiados o campos de desplazados internos. Otros muchos son forzados a salir de sus casas a punta de pistola, mientras unos padres angustiados los ven partir sin poder hacer nada. Otros son reclutados mientras juegan cerca de casa o caminan por la carretera.

Se sabe que algunos niños se han unido a las fuerzas del ejército o la milicia de forma "voluntaria" ante la desintegración de las familias a causa del conflicto, las condiciones de pobreza y el desplome de servicios sociales básicos, como los centros educativos y de salud.

El reclutamiento y la utilización de menores de 18 años en los conflictos armados constituyen crímenes de guerra y, por consiguiente, son crímenes cometidos contra toda la comunidad internacional.

Los reclutadores suelen enviar a estos niños a campos de entrenamiento junto a los adultos para que reciban formación y adoctrinamiento militar. Reciben un trato violento y, en algunos campos, han muerto debido a las deplorables condiciones en que vivían. Tras varias semanas de entrenamiento, son utilizados en primera línea de fuego, como carne de cañón.

Son obligados a servir como señuelos, detectores de la posición enemiga, guardaespaldas de sus comandantes o esclavos sexuales. A menudo, también se utiliza a niños y niñas como porteadores de la munición, el agua o los alimentos y como cocineros.

En las líneas de combate, los reclutadores obligan a los niños reiteradamente a cometer abusos, violaciones y asesinatos, contra civiles y soldados enemigos. Incluso se les llega a forzar a matar a miembros de su propia familia, y a otros a participar en actos sexuales y de canibalismo con los cadáveres de los enemigos muertos durante los combates. A menudo se les administran drogas y alcohol para hacerlos insensibles a las emociones cuando cometen estos crímenes.

Algunos ex niños soldados a los que se había desmovilizado dijeron a Amnistía Internacional que temían volver a sus comunidades porque sus vecinos habían presenciado su participación en los crímenes.

El coste personal que deben pagar los niños y las niñas soldado es muy elevado: insensibilizados y profundamente traumatizados por la experiencia vivida, a muchos les siguen asediando los recuerdos de los abusos que presenciaron o que les obligaron a cometer.

En el caso de las niñas soldado, además de la brutalidad y el trauma derivados de las violaciones en sí, estas agresiones sexuales pueden producirles lesiones físicas graves y embarazos forzados, así como contagio de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
No se conoce el número real de menores movilizados. La cifra oficial lo sitúa en torno a 300.000. Hay que tener en cuenta que en muchos de los países donde hay más menores reclutados no hay registros de nacimiento ni identificaciones que permita cuantificarlo.
Cuando termina el conflicto no cuentan como bajas, no se sabe dónde están y no se les puede reeducar. Los niños capturados por el ejercito contrario, mueren, son torturados o reeducados para trabajar para el nuevo ejército.

PAÍSES QUE RECLUTAN NIÑOS Y NIÑAS

AFGANISTAN
ANGOLA
BURUNDI
CAMBOYA
COLOMBIA
FILIPINAS
GUATEMALA
GUINEA BISSAU
HONDURAS
IRLANDA DEL NORTE
KOSOVO
LIBERIA
MOZAMBIQUE
MYANMAR
NEPAL
NICARAGUA
R.D. CONGO
R. CHECHENIA
EL SALVADOR
SIERRA LEONA
SOMALIA
SRI LANKA
SUDÁN
UGANDA

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Los condenados por maltrato perderán la patria potestad de sus hijos

El Gobierno modificará el Código Civil el próximo mes de enero para evitar que los condenados por violencia de género mantengan la patria potestad de sus hijos, según ha anunciado el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba ha explicado que el Ejecutivo cambiará "algunos" artículos del Código Civil en materia de patria potestad, tutela y sucesiones en relación con la violencia de género y doméstica.
"Se trata de evitar algunas situaciones que existen, en las cuales las personas condenadas mantienen la patria potestad, lo cual es ciertamente contradictorio", ha subrayado Rubalcaba.
Entre otros, el PP ya pidió formalmente en el Congreso esta iniciativa que considera a los hijos "víctimas directas de la violencia de género" de forma que no sólo las mujeres sean el sujeto de la protección.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Perdonar «por los hijos», la gran trampa de la violencia de género

Perdonar «por los hijos», la gran trampa de la violencia de género


Llama a la reflexión que dos de cada diez españoles crean, al ser preguntados por las razones por las que una mujer perdona a su maltratador, que lo hacen «por sus hijos». Esa respuesta errónea lleva implícitas, para organizaciones como «Save the Children» empeñadas en hacer visibles a los niños víctimas de la violencia doméstica, dos incongruencias: la primera, el niño, con solo ser observador o estar presente en la violencia en su hogar, sufren efectos irreversibles. «El mero hecho de vivir en un ambiente en que existen las dinámicas del maltrato tiene consecuencias en los niños y niñas que pueden acabar interiorizando modelos violentos que, en muchos casos, se repiten en la edad adulta», especifica Yolanda Román, responsable de Incidencia Política de «Save the Children».

La segunda implica que muchas veces ni la propia madre es consciente de la real repercusión de mantener al niño en ese hogar golpeado. Ya desde el embarazo la violencia de género que sufre la madre le provoca un estrés que puede afectar hasta en el crecimiento del feto, por lo que alejar al niño del abusador es la solución idónea. En algunos casos, añade la ONG que lucha por los derechos de los más pequeños, «la consecuencia extrema de esta violencia es la muerte de los niños, normalmente junto a la de su madre». Como ha ocurrido con varios niños este año y que además ha causado que otros 40 menores hayan quedado huérfanos. Según los datos recogidos por otra institución directamente ligada al estudio de la lacra de la violencia de género, el Centro Reina Sofía de Valencia, durante el año pasado un 8% de los asesinatos de mujeres por esta pesadilla doméstica fueron presenciados por sus hijos.

Niños desatendidos en el juzgado

«Save the Children», que ha lanzado hoy su campaña sensibilizadora que lleva por nombre «En la violencia de género no hay una sola víctima» para ampliar el foco del hogar a los descendientes de la pareja, también aporta un dato muy llamativo: unos 800.000 niños y niñas en España sufren las consecuencias de la violencia sexista a día de hoy. Esos niños están marcados de por vida y podrán reproducir el rol maltratador con sus futuras relaciones.
Para evitar estos despropósitos, la nueva campaña de «Save the Children» pretende no solo sacar de la invisibilidad este problema sino poner el foco en otras aristas necesarias. Un ejemplo claro, también explicado por Yolanda Román: «Por ejemplo, cuando una mujer acude a un juzgado a denunciar un caso de violencia de género con sus hijos nadie atiende a los niños».

jueves, 25 de noviembre de 2010

Violencia sexual: el maltrato velado que no se denuncia

Violencia sexual: el maltrato velado que no se denuncia


Se trata de un tipo de agresión «oculta e invisible», tanto que resulta alarmante que la mayoría de las víctimas no denuncien porque ni siquiera saben que lo son. Es la denominada violencia sexual, un concepto ligado tradicionalmente a la explotación sexual o al abuso, pero cuyo espectro abarca mucho más. La Organización Mundial de la Salud describe este tipo de agresión como «todo acto sexual, tentativa de consumarlo, comentarios o insinuaciones no deseadas o la utilización de la sexualidad de una persona mediante coacción».
Su desconocimiento explica la escasez de denuncias, o al menos esto es lo que se desprende del informe elaborado por la Federación de Mujeres Porgresistas «La salud sexual de las mujeres víctimas de violencia de género», que alerta de que este tipo de violencia es, ciertamente, un maltrato velado.
Según este estudio, el 69% de las mujeres que han sido víctima de maltrato han sufrido algún tipo de violencia sexual. El informe elaborado por la Federación de Mujeres Progresistas da muestra, además, del incremento de esta habitual forma de agresión, así como de su dificultad para localizarlo debido, entre otros factores, a que el tabú de la sexualidad supone un importante freno para su detección. Dicho estudio, para el que han sido entrevistadas 35 mujeres, refleja asimismo que un 49% de las maltratadas han sido obligadas a mantener relaciones sexuales sin protección.

La directora y responsable del área de violencia de la Federación de Mujeres Progresistas, María José Bueno, ha destacado además que un 77% de las entrevistadas sufrieron violencia durante el embarazo. «La totalidad de las mujeres que declararon haber tenido al menos un aborto espontáneo habían sufrido también malos tratos durante la gestación».

El estudio arroja un dato desalentador, y es que la mayoría de las víctimas de violencia sexual no se reconocen como agredidas. De hecho, una parte sustancial de las mujeres entrevistadas para este informe no se supo víctima sexual hasta la elaboración del cuestionario.

Coacciones, fuerza y amenazas son las armas habituales del agresor para ejercer esta variante de violencia machista. Ellas, por su parte, acceden a «cumplir» los deseos de la pareja, bien tras ser intimidadas y sin presentar oposición alguna o bien tras presentar cierta resistencia, aunque sin resultado.

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro ha destacado hoy, durante la presentación del estudio, que el mayor inconveniente en este tipo de maltrato se encuentra, precisamente, en la dificultad para identificar como forma de violencia esete tipo de coacción o simplemente determinados comportamientos que, dentro de una relación de pareja, pueden ser asumidos como una actitud «normal» y no como un tipo de maltrato.

630.000 víctimas

La presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha explicado hoy en rueda de prensa que según estudios especializados, "por cada mujer muerta hay 10.000 lesionadas, lo que quiere decir que en España hay 630.000 víctimas de violencia de género". Además, recordó que sólo 14 de las 63 mujeres muertas habían denunciado a su agresor. "No denunciar tiene consecuencias fatales", dijo, y agregó que el 63% de las asesinadas convivía con su asesino, lo que demuestra "lo solas que están las víctimas de la violencia de género".

"Algunas mujeres no están seguras a la hora de denunciar y no hacen nada, mientras el problema se va agravando. Yo les pido que acudan a las asociaciones de mujeres como las nuestra, que hay muchas, porque les vamos a ayudar.



miércoles, 24 de noviembre de 2010

Señales de un pedofílico

Señales de un pedofílico

La pedofilia abarca un sector de abusadores sexuales que optan por fijarse en niños de cierta edad. No obedecen a un perfil psicológico determinado, pueden ser muy funcionales en algunos ámbitos y no son de personalidades extremas. Son personas inmaduras emocionalmente, con poca capacidad de contactarse con el otro, centradas en sus necesidades. Incluso son valoradas socialmente -aclaran.
A esto hay que sumarle la habilidad para lograr mantener sus agresiones en secreto.
En su mayoría los pedofílicos son hombres, menos agresivos que los violadores; muchos de ellos son alcohólicos o sicóticos de mente torpe o asociales, y su edad fluctúa entre los 30 y 40 años; generalmente, de fuertes convicciones religiosas. En general, son hombres débiles, inmaduros, solitarios y llenos de culpa
La personalidad del agresor de mediana o mayor edad es de un individuo solitario y con dificultad para establecer relaciones heterosexuales normales, suele tener baja autoestima, con pocos recursos para enfrentar situaciones de estrés y frecuentemente abusa del alcohol y/o sustancias. Por lo general, no presenta trastorno psicopatológico. Sin embargo, se ha visto que dos tercios de los reclusos pedofílicos maduros llevaron a cabo esta conducta en momentos que sufrían de situaciones estresantes
El pedofílico puede llegar a sentirse culpable, pero no es capaz de detenerse porque adictivamente empieza a necesitar otros niños cerca suyo.
Poco se sabe de las causas, pero se dice que una de ellas es el aprendizaje de actitudes negativas hacia el sexo, como experiencias de abuso sexual durante la niñez, sentimientos de inseguridad y autoestima baja, con dificultad en relaciones personales, etc.; lo que facilita la relación adulto-niño. En cuanto al condicionamiento, éste no se extingue por condiciones gratificantes
La mayoría de estos agresores niegan el abuso con vehemencia. Sólo bajo evidencias legales y presión, algunos aceptan la acusación parcialmente, pero afirman que:

"no fue nada grave, nada de importancia".

"no le hice daño".

"la culpa fue suya".
Cuando se ven descubiertas suelen afirmar que lo sienten muchísimo, que nunca lo volverán a hacer, que ocurrió porque estaban borrachos o drogados. Los agresores sexuales son muy convincentes, hasta tal punto que quizás nos hagan dudar seriamente del menor. Pero recordemos que las niñas y niños no mienten sobre una cuestión tan grave, ya que poco o nada sabían sobre el sexo y su lenguaje.
A pesar del remordimiento que puedan sentirlos agresores sexuales, sabemos que suelen reincidir y repetir sus abusos, a no ser que intervenga alguien y los frene. Prácticamente ninguno desistirá voluntariamente sino que necesitará una intervención judicial.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Abuso sexual infantil

Abuso sexual infantil

Se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada ocho niños serán sexualmente agredidos antes de cumplir 16 años. En el 90 por ciento de las veces el abusador es un hombre y en más de un 80 por ciento de los casos será un conocido.
Ante un círculo de silencio de padres, vecinos y niños que no quieren hablar, buenos son todos los esfuerzos posibles a través de los medios de comunicación para llegar a la detección precoz.
Sabemos que existe un número indeterminado de niños abusados, pero no es posible distinguir a las víctimas de pedofilia, porque son silenciosos. Sólo en la medida en que se empiece a conversar, comenzará a prevenirse.
Pensamos que es el momento de decirles a los papás que la pedofilia puede pasar en sus casas, que entiendan que el abuso sexual de menores, generalmente, viene de parte de personas cercanas, no se trata de crear pánico ni desconfianza irracional, solo hablar del tema, solo prevenir.
Hay que educar a los niños, y eso pasa por el hogar en su primera instancia, luego por los profesores, por los médicos en sus controles periódicos con los niños y sus padres, por los periodistas, por que se hable del problema finalmente.
No es alarmar, sino hacer que la gente abra los ojos y sepa que el tema existe.
En 1995 se modifico la ley y esta dejó muy claro y sancionado todo lo que dice relación con el abuso sexual de menores, pero no se tocaron aspectos vinculados:

1.-A prostitución infantil,

2.-Pedofilia,

3.-Persona que paga por tener acceso a un niño, pornografía de menores y su difusión.

De ahí que hay instancia que promueven interesantes e importante ajustes a la legislación:

1.-Abordar el tema de la prostitución infantil y sancionar fuertemente al que mantiene el negocio;

2.-Sancionar al que paga por tener acceso a un niño, compra videos y en definitiva al que fomenta el comercio;

3.-Y el delito de rufianería, que en doctrina se conoce como el delito de la persona que se mantiene económicamente mandando a un niño a prostituirse. No es el que tiene el negocio, sino la persona que puede ser el padre o la madre, que ejerce cierta autoridad sobre el menor.

4.- Por último, falta legislar sobre la divulgación y el empleo de niños en videos de pornografía.

Hoy está sancionado usar a menores de 12 años en videos, ¿pero qué pasa con los niños de entre 12 y 18 años? Ese grupo queda muy expuesto, porque nadie le puede decir nada al que lo está utilizando.
La propuesta, entonces, apunta a subir ese límite de edad a los 15 años, considerando que es el período en que los adolescentes "están despertando sexualmente y definiendo su identidad, por lo que podrían caer en una confusión absoluta. Esos precisamente son los que están fotografiados en Internet"

jueves, 18 de noviembre de 2010

Estereotipos y roles rígidos para hombres y mujeres.

Estereotipos y roles rígidos para hombres y mujeres.


La sociedad en general mantiene ciertas actitudes acerca de las mujeres y sus roles principales. Algunas de estas actitudes - estereotipos - favorecen a los abusadores y están en contra de las mujeres quienes son sus víctimas. La sigiente lista describe algunas de las actitudes o prácticas sociales negativas, así como las acciones del abusador cuales son apoyadas por los estereotipos sobre las mujeres:

Actitudes Sociales Negativas

  • Mujeres entrenadas por costumbres y algunas veces por ley, a ser dependientes de los hombres.
  • El mito de Cenicienta y el Príncipe Azul.
  • Barreras que enfrentan las mujeres en empleo, gobierno, liderazgo.
  • La perspectiva que los hombres deben controlar el dinero, empleos, todas las decisiones importante de la familia.
  • Como institución, la familia desaprueba el divorcio o que algun miembro se salga del hogar.
  • La policía, los doctores, las escuelas, otras instituciones en la sociedad no siempre responden rápidamente a los indicios de abuso intra-familiar.
  • El crimen ,la probreza y otros factores hacen que las mujeres teman vivir solas.
  • La tendencia de recetar drogas no necesarias a las mujeres golpeadas.
  • El punto de vista que el papel de la mujer es cuidar a la familia, y por lo tanto, cualquier problema en la familia es culpa de la mujer.
  • La familia, y los amigos le dicen a la víctima que trate con más ganas ser una buena esposa o pareja.
  • Las expectaciones religiosas que una esposa mantenga su promesa de matrimonio por cualquier caso o situación.
  • El punto de vista de que los niños siempre sufren por el divorcio y que mantener la familia unida es imprescindible.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Las categorías de abuso verbal

Las categorías de abuso verbal


1.- retener. Un matrimonio requiere intimidad, y la intimidad requiere empatía. Si una pareja retiene información y sentimientos, entonces el vínculo matrimonial se debilita. El abusador que se rehúsa a escuchar a su pareja le niega la experiencia y la deja aislada.

2.- rebatir. Esta es la respuesta dominante del abusador verbal que ve en su pareja un adversario. Está constantemente rebatiendo y corrigiendo todo lo que dice y hace. Por adentro, hasta puede estar pensando: "¡Cómo se atreve a tener otro punto de vista!"

El rebatir es muy destructivo para una relación porque impide que la pareja sepa lo que piensa su compañero acerca de cualquier cosa. A veces el abusador verbal puede cortar la discusión en la mitad de una oración antes que ella pueda terminar su idea. En muchas formas, ni siquiera le permite tener sus propias ideas.

3.- rebajar. Esto es como tomar un artículo de cien dólares y reducir su precio a un centavo. Rebajar la realidad y la experiencia de la pareja y es sumamente destructivo. Puede ser una forma sumamente insidiosa de abuso verbal, porque niega y distorsiona la percepción real de la pareja del abuso.

4.-A veces el abuso verbal esta disfrazado como chistes. Si bien sus comentarios pueden pasar por humor, hieren a su pareja profundamente. Las pullas verbales pueden ser hechas estúpidamente o con gran habilidad, pero todas tienen el mismo efecto de humillar a la pareja desequilibrándola.

5.- bloquear y desviar. El abusador verbal rehusa la comunicación, dictamina lo que puede ser discutido o retiene información. Puede impedir toda posibilidad de resolver conflictos mediante el bloqueo y el desvío.

6.-Acusar y culpar es otra forma. Un abusador verbal acusará a su pareja de hacer algo malo o alguna violación del acuerdo básico de la relación. Esto tiene el efecto de desviar la conversación y poner a la otra pareja a la defensiva.

7.-Otra forma de abuso verbal es juzgar y criticar. El abusador verbal puede juzgar a su pareja y luego expresar su juicio en una forma crítica. Si ella objeta, puede decirle que simplemente está señalando algo para ayudar, pero en realidad está expresando su falta de aceptación de ella.

Otras formas de abuso verbal

Trivializar puede ser también una forma de abuso verbal. Es un intento por tomar algo que se ha dicho o hecho y convertirlo en insignificante. Cuando se hace esto en forma franca y sincera, puede ser difícil de detectar. A menudo, la pareja queda confundida y cree que no ha explicado eficazmente a su compañero la importancia de algunas cosas para ella.

Socavar es también abuso verbal. El abusador no sólo retiene el apoyo emocional sino también erosiona la confianza y la determinación. El abusador a menudo aplastará una idea o sugerencia con un único comentario.

Amenazar es una forma clásica de abuso verbal. Manipula a su pareja haciendo que surjan en ella sus mayores temores. Esto puede incluir la amenaza de irse o divorciarse. En algunos casos, la amenaza puede ser escalar el abuso.

Insultar puede ser también abuso verbal. Llamar a alguien continuamente "estúpida" porque no es tan inteligente como uno o llamarla "torpe" porque no tiene tanta coordinación puede tener un efecto devastador sobre la autoestima de la pareja.

El abuso verbal puede involucrar el olvido también. Esto puede involucrar tanto la manipulación abierta como encubierta. Todos se olvidan de algo de vez en cuando, pero el abusador verbal lo hace en forma consistente. Cuando la pareja se ha serenado, después de recibir los gritos del abusador, y confronta a su compañero, encuentra que él ha "olvidado" el incidente. Algunos abusadores se olvidan de promesas que han hecho que son de gran importancia para sus parejas.

Ordenar es otra forma clásica de abuso verbal. Niega la igualdad y la autonomía de la pareja. Cuando un abusador da órdenes en vez de pedir, la trata como una esclava o una subordinada.

La negación es la última categoría de abuso verbal. Si bien todas las formas de abuso verbal tienen consecuencias serias, la negación puede ser muy insidiosa porque niega la realidad de la pareja. De hecho, un abusador verbal podría leer esta lista de categorías e insistir que no es abusivo.
Por eso es tan importante que la pareja reconozca estas características y categorías, dado que el abusador suele tomar una actitud de negación. Por lo tanto, la responsabilidad de reconocer el abuso verbal y hacer algo al respecto suele descansar en la pareja.
Hemos descrito varias características y hemos discutido varias categorías del abuso verbal. Finalmente, quisiera brindar una perspectiva bíblica.

viernes, 12 de noviembre de 2010

COMO EVITAR LA VIOLACION EN LAS CARCELES

COMO EVITAR LA VIOLACION EN LAS CARCELES



Otra pérdida provocada por el crecimiento enorme de la población carcelaria ha sido la dotación de personal y la supervisión adecuadas de las cárceles. Las consecuencias con relación a la violación son obvias. La violación se produce con mayor facilidad cuando no hay funcionarios alrededor que la vea o la oiga. Los presos contaron a Human Rights Watch que, particularmente de noche, se les deja con frecuencia solos y sin vigilancia en las galerías. Varios presos han informado a Human Rights Watch que gritaron pidiendo ayuda cuando fueron atacados, sin ningún resultado. Aunque se supone que el personal de prisiones tiene que hacer rondas a intervalos regulares, no siempre se ajustan a sus horarios. Además, con frecuencia pasean por los pasillos sin hacer ningún esfuerzo por saber qué está pasando realmente dentro de las celdas. Las dificultades para controlar ciertas áreas, sobre en las prisiones antiguas, complican más el problema. Como resumía un preso de Florida: "Las violaciones suceden porque la falta de vigilancia las hace posible. Las cárceles tienen pocos guardias y muchos puntos ciegos". Un problema crucial en relación con los abusos sexuales en las cárceles, subrayado por un preso tras otro, es la respuesta inadecuada -y, en muchos casos, desalmada e irresponsable- del personal de prisiones a las denuncias de violación. Cuando un preso informa a un funcionario de que ha sido amenazado de violación o, incluso peor, de que ha sido asaltado, es vital que su denuncia tenga una respuesta rápida y efectiva. Todavía más obvio, debe ser llevado a un lugar donde pueda ser protegido y pueda formular su denuncia de una manera confidencial. Si la violación ya se ha producido, debe de ser conducido a donde pueda recibir el cuidado médico que necesite y -un paso que es crucial para un posible procesamiento penal- donde puedan recogerse las evidencias físicas de la violación. Sin embargo, de los informes recibidos por Human Rights Watch se deduce que tales respuestas son raras.

El sistema de justicia penal aporta poca ayuda a los presos víctimas de abusos. Pocos fiscales se preocupan de perseguir los crímenes cometidos contra los presos y, en general, prefieren dejar los problemas internos de las prisiones a las autoridades carcelarias; paralelamente, los oficiales de prisiones raramente impulsan el procesamiento de los casos de abusos entre presos. Al final, los violadores en las cárceles raramente se enfrentan a acusaciones judiciales.

Los mecanismos disciplinarios internos, supuestos sustitutivos del enjuiciamiento criminal, tienden a funcionar pobremente en aquellos casos en los que la víctima denuncia el crimen. En casi todos los casos estudiados Human Rights Watch se encontró con que las autoridades habían impuesto al perpetrador sanciones disciplinarias leves -quizás quince días de aislamiento disciplinario- cuando impusieron alguna. Con frecuencia los violadores son simplemente trasladados a otro establecimiento, o se les mantiene donde están. Por el contrario, sus víctimas pueden terminar cumpliendo el resto de sus condenas bajo custodia en unidades protectoras, cuyas condiciones son, con frecuencia, similares a las del aislamiento disciplinario: veintitrés horas diarias en la celda, privilegios restringidos y no más oportunidades educativas o profesionales.

Es decepcionante el que los tribunales federales no hayan jugado un papel significativo a la hora de acabar con los abusos sexuales entre los presos. A pesar del reducido número de abogados que está dispuesto a pleitear estos casos, algunos presos, sin embargo, presentan demandas judiciales contra las autoridades de prisiones tras la violación. Afirman que el incumplimiento por las autoridades de la obligación de protegerles de los abusos viola la prohibición de "castigos crueles y insólitos" contenida en la Octavo Enmienda [Eighth Amendment] a la Constitución de los Estados Unidos. Tales casos son frecuentemente descartados al inicio de la tramitación procesal. Pero cuando un caso excepcionalmente llega a la vista ante un jurado, el preso denunciante se encuentra ante una audiencia absolutamente insensible a su historia. Aunque se han fijado unas pocas indemnizaciones generosas por daños sufridos en violaciones en prisión, estos casos han sido muy raras excepciones a la regla general.

martes, 9 de noviembre de 2010

SIDA , OTRA CONSECUENCIA DE LA VIOLACIÓN EN LA CARCEL

SIDA , OTRA CONSECUENCIA DE LA VIOLACIÓN EN LA CARCEL

Otra consecuencia devastadora de la violación en la cárcel es la transmisión del virus que causa el SIDA.

Hay que enfatizar que la violación y otros abusos sexuales en las cárceles ocurren porque los funcionarios de prisiones, en un grado sorprendente, no hacen nada para acabar con ellos. Mientras algunos presos con quienes Human Rights Watch está en contacto describen instituciones relativamente seguras -donde los internos son controlados de cerca, se toman medidas para prevenir los abusos entre los presidiarios, y los abusos son castigados cuando ocurren- muchos otros denuncian una decidida política de laisez faire a la hora de abordar el problema. En demasiadas instituciones, las medidas de prevención son escasas y el castigo eficaz de los abusos poco habitual. La política de clasificación de presos incluye, entre otras metas, la separación de presos peligrosos de aquellos que pueden convertirse en víctimas. En las cárceles atestadas de hoy día, sin embargo, las necesidades prácticas, como simplemente encontrar espacio para los presos, han arrollado sin remedio cualquier criterio de clasificación. Los internos se encuentran con frecuencia alojados con otros presos cuyos antecedentes, historial criminal y otras características constituyen una auténtica amenaza. De hecho, en los peores casos, pueden encontrarse presos alojados en la misma celda que otros que, muy probablemente, les harán víctimas de agresiones -algunas veces incluso con presos que han mostrado tendencias a abusar sexualmente de otros.

sábado, 6 de noviembre de 2010

REALIDAD DEL ABUSO SEXUAL EN LA CARCEL


REALIDAD DEL ABUSO SEXUAL EN LA CARCEL

La realidad del abuso sexual en la cárcel es muy preocupante. Las violaciones pueden ser de una crueldad y brutalidad difícil de imaginar. Las agresiones en grupo son comunes, y las víctimas muchas veces son abandonadas apaleadas, ensangrentadas y, en casos extremos, heridas de muerte .Las violaciones abiertamente violentas son sólo la forma más visible y dramática de las agresiones sexuales entre rejas. Muchas víctimas de violaciones nunca han sentido un cuchillo en sus gargantas. Pueden no haber sido amenazadas explícitamente. Pero han tenido que aceptar relaciones sexuales en contra de su voluntad, en la creencia de que no tienen otra salida.

Una vez que el preso ha sido abusado sexualmente, tanto violenta como coercitivamente, puede verse fácilmente atrapado en el papel de subordinado sexual. A través de la violación, la víctima es redefinida como un objeto de abuso sexual. Prueba que es débil, vulnerable y "femenino" a los ojos de los otros internos. Recuperar la "virilidad" y el respeto de los otros presos puede ser extremadamente difícil. Una vez estigmatizado como violado, el preso se convertirá casi inevitablemente en un objeto de explotación sexual continuada, tanto por parte del perpetrador inicial como por parte de otros presidiarios, salvo que el primero se convierta en su "protector". Un preso en Indiana le contó a Human Rights Watch que: "Una vez violado sexualmente sin que los perpetradores sufran ninguna consecuencia, el violado queda señalado, es un blanco . . . Esto significa que para él se ha levantado la veda". Su violación con toda probabilidad será de dominio público, y su reputación le seguirá si es trasladado a otras áreas del establecimiento e, incluso, a otras prisiones. Como explicaba otro preso: "La palabra viaja muy de prisa en la cárcel. Las comunicaciones clandestinas son extensas. No puedes correr o esconderte".

Los presos incapaces de escapar de una situación de abuso sexual pueden verse abocados a ser "propiedad" de otro preso. Esta palabra, "propiedad", se usa comúnmente en la cárcel para referirse a los presos subordinados sexualmente, y no es una exageración. Las víctimas de violación, en casos extremos, son literalmente los esclavos de los violadores. Además de tener que satisfacer el apetito sexual de otro hombre cada vez que lo exija, también pueden verse obligados a lavar sus ropas, darle masajes, cocinarle la comida, limpiarle la celda e infinidad de otras tareas. Frecuentemente son "alquilados" para satisfacer las necesidades sexuales de otros, vendidos, e incluso subastados entre otros presos; toda una réplica de los aspectos económicos de la esclavitud tradicional. Sus opciones más básicas, tales como la forma de vestir o con quien hablar, pueden ser controladas por la persona que les "posee". Sus nombres pueden ser cambiados por otros femeninos. Como en cualquier forma de esclavitud, estas situaciones están entre las más degradantes y deshumanizadoras que una persona puede soportar.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

DAÑOS PSICOLOGICOS DE LA VIOLACIÓN ENTRE REJAS

DAÑOS PSICOLOGICOS DE LA VIOLACIÓN ENTRE REJAS



Los daños psicológicos que la violación inflige a las víctimas son serios y perdurables. Con frecuencia las víctimas sufren crisis psicológicas graves, manifestaciones de un síndrome específico provocado por el trauma de la violación. Muchas víctimas con las que Human Rights Watch ha estado en contacto han relatado pesadillas, depresiones profundas, vergüenza, pérdida de autoestima, odio a ellos mismos, y han considerado o intentado el suicidio. Surgen, además, cuestiones muy serias sobre cómo evoluciona el trauma provocado por los abusos sexuales cuando estos presos son puestos en libertad y retornan a la sociedad. Algunos expertos creen que la experiencia de la violación amenaza perpetuar el ciclo de violencia ya que, en ciertas circunstancias, el preso que sufrió abusos puede volverse violento él mismo.

lunes, 1 de noviembre de 2010

PERFIL DEL PRESO VICTIMA DE VIOLACIÓN

PERFIL DEL PRESO VICTIMA DE VIOLACIÓN




Es evidente que ciertos presos se convierten en objetivos de ataques sexuales desde el momento en que entran en la prisión: la edad, el físico, las preferencias sexuales y otras características les señalan como candidatos al abuso. La investigación de Human Rights Watch observa una correlación entre una serie de factores y la creciente vulnerabilidad a la violación. Estos factores incluyen la juventud, menudencia y debilidad física; el ser de raza blanca, homosexual o sufrir la primera condena; el tener una apariencia "femenina", como el pelo largo o la voz aguda; el ser pusilánime, tranquilo, tímido, intelectual, poco espabilado o "pasivo"; o el haber sido condenado por agresión sexual a un menor. Los presos con alguna de estas características se enfrentan generalmente con un alto riesgo de abusos sexuales, mientras que los presos con varias características superpuestas tienen muchas probabilidades que otros internos de convertirse en objetivos del abuso. No obstante, sería un error pensar que sólo una minoría de individuos extremadamente vulnerables confronta posibles abusos. Hay que subrayar que, en circunstancias adversas, cualquier preso puede ser víctima de una agresión.

Las características del preso violador son menos claras y difíciles de anticipar, aunque se pueden discernir ciertas pautas. Primera, aunque algunos presos mayores cometen violaciones, el agresor sexual generalmente es un joven muy por debajo de los treinta y cinco años de edad, si bien no siempre tan joven como sus víctimas. Frecuentemente es más corpulento y fuerte que sus víctimas, y, generalmente, más enérgico, agresivo y mejor conocedor del entorno carcelario. Se trata de gente con experiencia adquirida en las calles, muchas veces como miembros de pandillas callejeras. Es típico el que haya sido condenado por un número mayor de crímenes violentos que sus víctimas.

viernes, 29 de octubre de 2010

VIOLACIÓN ENTRE REJAS

VIOLACIÓN ENTRE REJAS


A juzgar por la prensa popular, la violación es aceptada casi como algo común en las cárceles, tanto es así, que cuando se habla de prisiones es cuasi obligada la referencia jocosa a las violaciones. Teniendo en cuenta el lugar que ocupa la violación en la visión generalizada de la vida carcelaria, pocas personas se sorprenderían ante la declaración de que los hombres son violados frecuentemente en prisión. A pesar de ello, se echa de menos una atención seria, constante y constructiva al problema. Como Stephen Donaldson, ex presidente de la organización Stop Prisoner Rape, dijo una vez: "la violación masculina es un asunto tabú en el debate público…si alguna vez ha habido un crimen silenciado tras una cortina, es la violación masculina".

Sin lugar a dudas, la dura realidad de los abusos sexuales de unos presos sobre otros es poco conocida. No existen datos nacionales concluyentes sobre la frecuencia de la violación y otros abusos sexuales entre los presos en los Estados Unidos. Está claro que pocos comentaristas se atreven ni siquiera a especular sobre la incidencia nacional de la violación masculina, aunque algunos, extrapolando estudios a pequeña escala, han realizado estimaciones sobre su incidencia. Con el crecimiento asombroso de la población presidiaria durante las dos últimas décadas, tal ignorancia está más injustificada que nunca.

No es una sorpresa que las autoridades de prisiones defiendan, en general, que los abusos sexuales entre los presos son una excepción más que un problema sistemático. Los funcionarios de prisiones de Nuevo México, por ejemplo, al responder a nuestra solicitud de información del año 1997 sobre "el 'problema' de la violación y los abusos sexuales entre presos" (las comillas del "problema" son de ellos), señalaron que ellos no habían "registrado ningún incidente durante los últimos años". El Departamento de Servicios Correccionales de Nebraska informó a Human Rights Watch de que tales incidentes eran "mínimos". Solamente Texas, Ohio, Florida, Illinois y la Oficina Federal de Prisiones (Federal Bureau of Prisons) dijeron que tenían información de más de cincuenta incidentes en un año determinado, cantidad que, dado el tamaño de estos sistemas de prisiones, todavía se traduce en porcentajes extremadamente bajos de agresiones.

Sin embargo, la información de las autoridades no es consistente con las investigaciones independientes sobre el tema. Estudios académicos recientes han calculado porcentajes pasmosos de abusos sexuales, incluyendo relaciones forzadas orales y anales. En diciembre del 2000, el Prison Journal publicó un estudio basado en una investigación sobre los presos de siete cárceles de hombres en cuatro estados diferentes. El resultado mostraba que el 21 por ciento de los internos había mantenido al menos un contacto sexual forzado o bajo coacción desde su ingreso en la cárcel, y que por lo menos el 7 por ciento había sido violado dentro de la cárcel. Un estudio de 1996 sobre el sistema penitenciario de Nebraska produjo resultados similares, con un 22 por ciento de presidiarios denunciando que había sido coaccionado o forzado a tener contactos sexuales en contra de su voluntad dentro de la cárcel. De estos, alrededor del 50 por ciento se había sometido a relaciones anales al menos una vez. Extrapolando estos resultados a nivel nacional, obtenemos como resultado un total de 140.000 presos que han sido violados.

martes, 26 de octubre de 2010

Gitanos:Derechos humanos y europeos

Gitanos:Derechos humanos y europeos

El presidente de la Comisión Europea, el ex primer ministro de Portugal José Manuel Durao Barroso, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se enfrascaron en una dura discusión. La causa fue la expulsión de ciudadanos rumanos (gitanos, roma) del territorio francés. La comisaria luxemburguesa Viviane Reding, a cargo de la cartera de Justicia, comparó la decisión de Sarkozy con las deportaciones nazis de la II Guerra Mundial. Sarkozy les respondió que podía recibir a todos los expulsados en su nativa Luxemburgo. Aunque luego Reding reconoció la exageración de su declaración, el asunto que provocó ese áspero triángulo no ha desaparecido.
El origen de esas peligrosas discusiones, alarmante porque levanta nuevas dudas sobre la efectividad de la UE, fue la expulsión sumaria de más de 8.000 gitanos y su embarque en vuelos con destino a su país de origen. Como muestra de las divisiones que amenazan gravemente a la UE, algunos mandatarios europeos respaldaron diplomáticamente a Sarkozy, a sabiendas de que la inmigración ilegal en sus propios países pueda desencadenar incidentes similares. La canciller Angela Merkel se apresuró por su parte a desmentir la alusión de Sarkozy, quien alegaba que su colega tenía proyectada una similar operación en Alemania, con las consecuencias que podrían derivarse teniendo en cuenta el trágico pasado de su país.
La opinión europea se hizo eco de la gravedad de los efectos de la aparente violación de derechos fundamentales, y también de las ramificaciones jurídicas de la decisión. El hecho no solamente invitaba a la condena moral, sino que hacía trizas la propia legislación de la UE, y además el ordenamiento de una Europa más amplia, organizada en el seno del Consejo de Europa (diferente del Consejo Europeo), cuya atribución central es precisamente el terreno de los derechos humanos.
Así, por lo tanto, conviene proceder a una lectura rigurosa del entramado legal en el que se inserta el incidente, tal como ha hecho la catedrática de la Universidad de Salamanca Araceli Mangas, una autoridad de la complejidad de la UE. Así, por ejemplo, se repara en que la decisión de Sarkozy simultáneamente ataca dos legislaciones, de las que Francia es signatario pleno.
En primer lugar, la medida tomada por el presidente francés se topa con unas básicas normas de la UE, que regulan la libre circulación y residencia de todos los ciudadanos de la Unión, y los gitanos del caso son abrumadoramente rumanos. Pero, por encima de la legislación de la UE, el Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) declara de forma textual la prohibición de «expulsiones colectivas de extranjeros». Como letra pequeña de esa obligación, las reglas de la UE son cristalinas. Todos los ciudadanos de la UE (y sus familias, sin distinción de nacionalidad) tienen vía libre de circulación, cualquiera que sea el motivo.
Además, todo ciudadano de la UE tiene derecho a elegir su «residencia permanente, en cualquier municipio, en cualquier Estado», beneficio extensivo a sus familias. Este derecho no está solamente respaldado por normas globales, sino que está perfectamente tipificado en los sucesivos tratados de la UE, modificados periódicamente. Taxativamente se prohíbe cualquier tipo de discriminación a causa de la nacionalidad o el origen racial.
Es cierto que esos derechos no son ilimitados, y son diferentes a los disfrutados por los nacionales, pero nunca quedan sujetos a decisiones caprichosas. La legislación comunitaria, por ejemplo, exige que los nuevos residentes deban probar que tienen medios para mantenerse, para no terminar asistidos por la beneficiencia pública. ¿Quiere decir eso que el Estado receptor puede expulsar a los que no posean medios? Sí, pero el problema se debe tratar individualmente, caso por caso, y nunca de manera colectiva. La causa solamente puede ser atribuida a razones de orden público, seguridad o salud pública.
Por lo tanto, Sarkozy tendría derecho a decretar la expulsión, pero solamente la que afectara a los individuos que estuvieron implicados en unos recientes altercados en los que murió un ciudadano rumano. Los cargos se deberían presentar al individuo en concreto, y solamente una sentencia judicial daría el visto bueno a la expulsión. Ninguno de esos pasos ha sido cumplido por las autoridades francesas. Para más duda sobre la medida, conviene también recordar que ese tipo de expulsiones no puede ser de por vida. Cada tres años los afectados pueden solicitar la revisión de la aparente 'violación grave' de derechos humanos y del derecho de la UE. De fallar en su favor los tribunales, los expulsados podrían demandar su reintegración y recibir una compensación económica.
De momento, a la espera del expediente abierto por la Comisión Europea, el Gobierno francés no se ha retractado. De lo que finalmente resuelvan las instituciones de la UE depende que el daño también afecte a la propia Unión, en absoluto necesitada de muestras negativas de justicia.

viernes, 22 de octubre de 2010

Liu Xiaobo

Liu Xiaobo

El escritor chino Liu Xiaobo, galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2010 y en prisión desde 2008 por pedir reformas democráticas, es un molesto disidente para el Gobierno de Beijing, que ha tratado, sin éxito, de intimidar a la Academía sueca.
Nacido en Changchun (Jilin) el 28 de diciembre de 1955, Liu es uno de los autores del manifiesto "Carta 08", rubricado por otros 303 intelectuales y artistas de su país en 2008, y que un año después le supuso una condena de once años entre rejas.
En el documento, los todavía hoy acosados firmantes pedían al Gobierno de la segunda potencia económica que aplicara derechos recogidos en la Constitución china, como la libertad de prensa y de expresión, el multipartidismo o la protección del medio ambiente.
El manifiesto, que hoy acumula 20.000 firmas, estaba inspirado en la "Carta 77" que la oposición de la extinta Checoslovaquia redactó en 1977 y contribuyó a la caída del régimen comunista en 1989.
Fue ese mismo año cuando Liu abandonó su estadía como profesor visitante en la Universidad de Columbia, en Nueva York, para encabezar la huelga de hambre en las protestas estudiantiles de la plaza de Tiananmen, en Pekín, que ese verano acabaron en masacre.
Aquella madrugada del 4 de junio de 1989, él y otros tres veteranos activistas salvaron cientos de vidas al negociar una salida pacífica de la plaza antes de que los carros blindados mataran a los centenares que se negaban a abandonar su protesta en las inmediaciones.
Quienes lo conocen de entonces aseguran que su carácter se suavizó y su lucha tomó un cariz pacifista y dialogante.

Tiananmen le valió una primera condena, de dos años, y en 1996 llegó la segunda, de tres, en un "campo de reeducación laboral" ("laogai") donde celebró su matrimonio con su segunda y actual esposa, la poetisa Liu Xia, cinco años más joven que él y que gracias al certificado podía visitar a su marido a menudo.

Ella cuenta que les une una amistad de décadas y su amor por la literatura, en concreto por Dostoievski y Kafka; y él definía así su relación en un mensaje escrito tras la sentencia de 2009:

La misma calma interior que mostraba en 2007, cuando abandonó la presidencia del Centro Chino PEN para la libertad de expresión y, en una entrevista concedida a EFE, anticipaba un futuro carcelario que se veía resignado a afrontar para proseguir con su lucha pacífica.

martes, 19 de octubre de 2010

Consecuencias del maltrato en las mujeres

Consecuencias del maltrato en las mujeres


Sobre la salud física
El 60% de las mujeres reconoce haber tenido o tener algún problema de salud asociado al maltrato. El 19% de estos trastornos son de tipo físico, tales como rupturas, hematomas, etc. Estos episodios suelen ser tratados para el 18% de las mujeres en los servicios de urgencias, donde adquieren, 21%, un certificado médico del mismo. Una de las consecuencias físicas relatadas por las mujeres con cierta relevancia son los trastornos ginecológicos, 24%.

Sobre la salud psíquica

El 42% informa haber tenido algún tipo de trastorno psíquico como consecuencia del maltrato, siendo la depresión, 29%, la patología más detectada. El 35% de las mujeres ha sido tratada de dicha alteración, siendo la terapia psicológica, 20%, la estrategia de intervención más habitual.

Otras consecuencias detectadas son: el consumo de sustancias, 27%, los pensamientos de suicidio, 58%, la insatisfacción personal, 34% y la baja valoración de sí misma, 28%.

Sobre la vida sexual

Únicamente el 20% de las mujeres entrevistadas mantiene relaciones sexuales en la actualidad, y el 30% de comunica que tiene problemas con su vida sexual.

sábado, 16 de octubre de 2010

Consecuencias sociales del niño maltratado

Consecuencias sociales del niño maltratado

Aunque el maltrato de menores casi siempre ocurre en el entorno familiar, sus consecuencias van mucho más allá de esta pequeña esfera. En términos de costos directos e indirectos, la sociedad es la que paga las consecuencias del abuso y la negligencia.

Costos directos. Estos son los costos permanentes para mantener un sistema de bienestar de menores con la capacidad para investigar y darle seguimiento a casos de maltrato de menores. Los costos directos son los costos judiciales, médicos, de salud mental y de imposición del cumplimiento de la ley. Un estudio de Prevent Child Abuse America de 2001 estima que estos costos ascienden a más de 24,000 millones de dólares al año.

Costos indirectos. Los costos indirectos representan las consecuencias económicas a largo plazo del maltrato infantil. Estos costos incluyen aquellos asociados al crimen, la delincuencia juvenil y adulta, las enfermedades mentales, el abuso de sustancias y la violencia doméstica. Pero también son costos relacionados a la pérdida de la productividad como consecuencia del desempleo o el subempleo, el costo de la educación especial y el uso frecuente de los servicios médicos. La organización Prevent Child Abuse America estima que estos costos ascienden a más de 69,000 millones de dólares al año.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Consecuencias para el comportamiento del niño maltratado

No todas las víctimas del abuso y la negligencia experimentan cambios en su comportamiento o en su manera de actuar. Sin embargo, el abuso y la negligencia hacen más probables las consecuencias a largo plazo. Un estudio de NSCAW con niños entre los tres y cinco años viviendo con padres sustitutos encontró que estos niños tenían más problemas de comportamiento que los niños en la población general (Administración para los Niños y las Familias, 2004b). Veamos algunas de estas consecuencias:

Dificultades durante la adolescencia. Varios estudios han concluido que los niños abusados o descuidados tienen por lo menos un 25 por ciento de probabilidades de meterse en problemas con la delincuencia, las drogas, el bajo rendimiento académico, e incluso el embarazo adolescente. Con frecuencia, también tienen problemas de salud mental (Kelley, Thornberry, & Smith, 1997). Otros estudios sugieren que los niños abusados o descuidados tienen más probabilidades de arriesgarse sexualmente al llegar a la adolescencia y contraer una enfermedad de transmisión sexual (Johnson, Rew, & Sternglanz, 2006).

La delincuencia juvenil y la criminalidad adulta. De acuerdo a un estudio del Instituto Nacional de Justicia, los niños abusados o descuidados tienen más probabilidades de ser arrestados por actos criminales antes de llegar a la mayoría de edad, más probabilidades de ser arrestados por actos violentos o criminales como adultos, y más probabilidades de ser arrestados por uno de varios tipos de crimen violento como adultos o menores de edad (English, Widom, & Brandford, 2004).

El abuso del alcohol y las drogas. Los investigadores han demostrado una y otra vez que los niños abusados y descuidados tienen más probabilidades de fumar, abusar del alcohol o consumir drogas ilícitas durante su vida (Dube et al., 2001). Según un reporte del Instituto Nacional para el Abuso de Sustancias, al menos dos terceras partes de los individuos que reciben tratamiento por abuso de drogas dicen haber sido maltratados durante su infancia (Swan, 1998).

Comportamientos abusivos. Muchos padres abusivos fueron abusados durante su infancia. Se estima que aproximadamente una tercera parte de los niños abusados o descuidados eventualmente causarán daño a sus propios hijos (Prevent Child Abuse New York, 2003).

lunes, 11 de octubre de 2010

Despedidos 500 maestros en Kenia por violar a niñas de primaria

Despedidos 500 maestros en Kenia por violar a niñas de primaria

Más de 500 profesores que impartían clases en escuelas de primaria de Kenia han sido despedidos y se someterán a un proceso judicial por haber abusado sexualmente de sus alumnas menores de edad, muchas de las cuales se quedaron embarazadas. El escándalo fue revelado ayer por el presidente de la Comisión del Servicio del Profesorado, Ibrahim Husein. No es la primera vez que la sociedad keniana hace frente a un suceso de este tipo, ya que el año pasado otros 600 profesores perdieron su trabajo por idénticos motivos.
En los últimos dos años, pues, más de un millar de profesores han perdido su empleo acusados de abusos a distintos niveles, desde besos y tocamientos hasta relaciones sexuales completas que han acarreado embarazos.
Los abusos se han cometido, mayoritariamente, en escuelas del ámbito rural y las alumnas víctimas tienen edades comprendidas entre los 12 y los 15 años. El presidente del organismo de control del profesorado explicó que una línea confidencial de ayuda ofrecida a las víctimas ha permitido constatar que los abusos estaban mucho más extendidos de lo que inicialmente pensaban las autoridades.
Una de las principales preocupaciones de las autoridades radica en la dificultad de someter a los implicados a un proceso judicial ya que, habitualmente, los profesores acusados sobornan a los padres de las víctimas para que retiren sus acusaciones.
"El número de profesores que han sido despedidos y luego llevados a juicio es bastante bajo y, para resolver esto, necesitamos el apoyo de los familiares y de las comunidades", pidió Ibrahim Husein en el transcurso de la conferencia anual de la asociación de directores de colegios de primaria celebrada en Mombasa.
Husein hizo un llamamiento a los padres para que no pacten con los acusados y para que garanticen el regreso a la escuela de las niñas afectadas. Sin embargo, Husein recomendó que las alumnas que han quedado embarazadas se escolaricen en un centro diferente para evitar ser estigmatizadas.

domingo, 10 de octubre de 2010

Consecuencias psicológicas del niño maltratado

Consecuencias psicológicas del niño maltratado

Los efectos emocionales inmediatos del maltrato infantil—aislamiento, miedo, desconfianza—pueden tener consecuencias para toda la vida como la baja autoestima, la depresión y las dificultades interpersonales. Los investigadores han relacionado el abuso y la negligencia a las siguientes consecuencias:

Dificultades durante la infancia. La depresión y el llamado "síndrome de rechazo" son consecuencias comunes a un tipo de maltrato emocional o físico, o a una forma de negligencia ambiental en los niños de más de tres años de edad (Dubowitz, Papas, Black, & Starr, 2002).

Mala salud mental y emocional. En un estudio a largo plazo con jóvenes abusados, más del 80 por ciento fueron diagnosticados con un desorden psicológico al cumplir los 21 años. Estos jóvenes tenían problemas con la depresión, la ansiedad, los desordenes alimenticios, y muchos intentaron suicidarse (Silverman, Reinherz, & Giaconia, 1996). Otras condiciones psicológicas y emocionales asociadas al abuso y a la negligencia son el pánico, la depresión, la ira, el trastorno disociativo, el estrés postraumático, los trastornos afectivos y el llamado síndrome de déficit de atención e hiperactividad (Teicher, 2000; De Bellis & Thomas, 2003; Springer, Sheridan, Kuo, & Carnes, 2007).

Dificultades al procesar información (dificultades cognitivas). NSCAW estudió a un grupo de niños colocados fuera de casa por razón de abuso o negligencia y encontró que obtenían calificaciones mas bajas que los niños en la población general en términos de habilidades para el lenguaje, el trabajo escolar y la capacidad para procesar información (Departamento de Salud y Servicios Humanos, 2003). Un estudio longitudinal de 1999 también encontró una relación entre la ocurrencia del maltrato de menores y el bajo desempeño escolar y el desenvolvimiento del niño en la escuela (Zolotor, Kotch, Dufort, Winsor, Catellier, & Bou-Saada, 1999).

Dificultades sociales. Los niños que sufren el rechazo o el descuido tienen más probabilidades de desarrollar hábitos y rasgos antisociales al ir creciendo. La negligencia paterna o materna también está relacionada a los desordenes de la personalidad y a los comportamientos violentos (Schore, 2003).

LA VIOLACIÓN EN KENIA, UN DELITO INVISIBLE

LA VIOLACIÓN EN KENIA, UN DELITO INVISIBLE

El informe (Kenia: La violación, el delito invisible) examina la violencia, especialmente la de índole sexual, contra las mujeres, y se centra en la violación a manos tanto de agentes de las fuerzas de seguridad como de ciudadanos particulares. También examina por qué la ley no protege adecuadamente a las mujeres objeto de violencia y por qué quienes cometen actos violentos contra mujeres siguen actuando con impunidad.
Sus conclusiones dan mucho que pensar. En Kenia, las mujeres sufrenabusos físicos y sexuales a diario, en todos los grupos étnicos y sociales.
Son abusos que conmocionan y traumatizan a las víctimas y que socavan la situación de la mujer en la sociedad.
Sin embargo, son actos que, en general, se sufren en silencio.
El gobierno de Kenia debe reformar tanto sus leyes como sus prácticas para poner fin a la impunidad de que gozan quienes ejercen la violencia contra las mujeres, y debe hacer que esas leyes y prácticas sean conformes a las obligaciones que ha contraído en virtud del derecho internacional humanitario”.
El gobierno ha manifestado numerosas veces su intención de promover la igualdad de género mediante la legislación, pero no ha puesto en práctica disposiciones constitucionales y no ha incorporado en su legislación interna ninguno de los instrumentos internacionales que ha ratificado y que promueven y protegen los derechos de la mujer.

El código penal no contempla como delito la violación en el seno del matrimonio, pues se presupone, especialmente en el derecho penal, que con el acto del matrimonio se otorga el consentimiento para mantener relaciones sexuales. En los tribunales de Kenia no se ha impugnado en ningún momento esta presunción. En los casos de violación en el seno del matrimonio se utiliza habitualmente el cargo inferior de agresión, castigado con una pena máxima más leve.

La policía se muestra poco dispuesta a implicarse en casosde violencia doméstica, y mantiene una predisposición contra las mujeres, especialmente las que carecen de recursos económicos. Además, no existen centros estatales donde puedan refugiarse las mujeres que huyen de la violencia doméstica.

Los parlamentarios, los votantes y las mujeres de Kenia deben hacer cuanto esté en su mano para que los derechos de las mujeres sean una máxima prioridad en los programas electorales y para garantizar que los candidatos tienen en cuenta las cuestiones de género, tanto en su política como en su actitud”.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Consecuencias para la salud del niño maltratado

Consecuencias para la salud del niño maltratado

Los efectos físicos inmediatos del maltrato pueden ser relativamente leves (moretones o cortadas) o severos (huesos rotos, hemorragias o hasta la muerte). En algunos casos estos efectos no son visibles y desaparecen pronto, pero el dolor y el sufrimiento que causan a un niño pueden durar toda la vida. El impacto a largo plazo del abuso y la negligencia en la salud de los niños apenas se empieza a estudiar. Según un estudio de la Encuesta Nacional para el Bienestar del Niño y el Adolescentes (NSCAW, por sus siglas en inglés), mas de una cuarta parte de los niños que estuvieron en el cuidado adoptivo temporal por más de 12 meses fueron diagnosticados con problemas de salud recurrentes (Administración para los Niños y las Familias, 2004a). A continuación ofrecemos varias de las consecuencias que los investigadores están empezando a identificar:

Síndrome del bebé sacudido. Sacudir a un bebé es un tipo de abuso muy frecuente. Un bebé que ha sido sacudido puede no mostrar daños aparentes, pero un sacudimiento puede provocar una hemorragia en el cerebro o en los ojos, daños a la espina dorsal, el cuello, las costillas o fracturas de huesos (Instituto Nacional para los Desordenes Neurológicos y el Infarto, 2007).

Desarrollo cerebral anormal. En algunos casos, se ha comprobado que el maltrato infantil causa estragos significativos en el desarrollo o el crecimiento del cerebro del niño, y esto puede causar un desarrollo anormal (De Bellis & Thomas, 2003). Estas alteraciones en el crecimiento del cerebro tienen consecuencias a largo plazo y afectan las habilidades del niño para procesar información, para hablar y para sobresalir en la escuela (Watts-English, Fortson, Gibler, Hooper, & De Bellis, 2006). Según NSCAW más de tres cuartas partes de los niños entre uno y dos años viviendo con padres sustitutos están en riesgo de padecer problemas de desarrollo cerebral. Esto contrasta con los niños estudiados que no vivían con padres sustitutos. (Administración para los Niños y las Familias & la Oficina de Planificación, Investigación y Evaluación, 2004a).

Mala salud física. Varios estudios han demostrado que existe una relación directa entre varios tipos de situaciones domésticas disfuncionales (como el abuso de menores) y la mala salud (Flaherty et al., 2006; Felitti, 2002). Los adultos que fueron víctimas del abuso o la negligencia durante su infancia tienen más probabilidades de padecer problemas físicos como la artritis, el asma, la bronquitis, la presión alta, las úlceras y las alergias (Springer, Sheridan, Kuo, & Carnes, 2007).

domingo, 3 de octubre de 2010

MÉTODOS DE PENAS DE MUERTE

MÉTODOS DE PENAS DE MUERTE

Hoy en día se usan principalmente los siete métodos. La horca y el fusilamiento son los más extendidos. El ahorcamiento aparece en los ordenamientos jurídicos de 78 países y el fusilamiento en los de 86. Cuando se prevén ambos métodos, el fusilamiento se reserva con frecuencia a los delitos en tiempos de guerra o para condenas a muerte dictadas por tribunales militares. Estas cifras incluye los países en que la pena de muerte sigue vigente, pero ya no se aplica.

AHORCAMIENTO

El preso es colgado de una cuerda atada alrededor del cuello y muere debido a la fuerza que, por la gravedad, ejerce el peso del cuerpo. La inconsciencia y la muerte son causadas por lesiones en la médula espinal o, si esto no es suficiente, por estrangulamiento, debido a la constricción de la tráquea.

FUSILAMIENTO

La ejecución la lleva a cabo un único sujeto o un pelotón. El preso muere por una o varias de las siguientes causas: lesiones de órganos vitales, como el corazón, lesiones del sistema nervioso central o hemorragias. Aunque en un disparo a corta distancia en la nuca debería producir la inconsciencia inmediata, el procedimiento puede durar más tiempo en los fusilamientos por un pelotón, en los que los soldados tiran desde una mayor distancia -y por lo tanto con menor precisión- y pueden haber recibido la orden de apuntar al tronco, más fácil de alcanzar que la cabeza.
Aunque algunos presos pueden permanecer conscientes después de los primeros disparos incluso en las ejecuciones normales por un pelotón, algunas ejecuciones han sido concebidas para prolongar el sufrimiento.

ELECTROCUCIÓN

La electrocución surgió en los Estados Unidos en 1888, alegándose que sería más humana que la horca. El procedimiento es el siguiente: después de amarrar al preso a una silla construida para este fin, los ejecutores sujetan electrodos de cobre húmedos a la cabeza y a una pierna del condenado, las cuales han sido rasuradas para asegurar un buen contacto entre los electrodos y la piel. Se aplican fuertes descargas de corriente eléctrica durante breves periodos. La muerte se produce por paro cardíaco y parálisis respiratoria.
La electrocución produce efectos destructivos visibles, al quemar órganos internos del cuerpo; el condenado a menudo salta hacia delante, tirando de las correas que le sujetan, cuando aplican la corriente; y puede defecar, orinar o vomitar sangre. Los testigos presenciales siempre dicen que hay un olor a carne quemada.

INYECCIÓN LETAL

Este método de ejecución consiste en inyectar por vía intravenosa y de manera continua una cantidad letal de un barbitúrico de acción rápida en combinación con un producto químico paralizante. El procedimiento es similar al utilizado en un hospital para administrar una anestesia general, pero los productos son inyectados en cantidades letales. En Texas, uno de los 19 estados de los Estados Unidos en donde la ejecución se realiza por inyección letal, se usan tres substancias conjuntamente: tiopentato sódico, bromuro de pancuronio y cloruro potásico.
El tiopentanto sódico es un barbitúrico que hace perder el conocimiento al preso, la segunda es un relajante muscular que paraliza el diafragma, impidiendo así la respiración, y la tercera provoca un paro cardíaco.
Cualquier resistencia por parte del reo puede originar que el veneno entre en un músculo o una arteria, lo que causaría dolor. Encontrar una vena adecuada para insertar la aguja no es tan sencilla y en ocasiones requiere una pequeña intervención quirúrgica. En un caso que tuvo lugar en Texas en 1985 fueron necesarios más de 23 intentos antes de que se lograra insertar la aguja en un punto adecuado y el proceso duró 40 minutos.
SIGUE: Ejecución por gas, decapitación y lapidación.

viernes, 1 de octubre de 2010

ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA DE LA PENA DE MUERTE

ARGUMENTOS A FAVOR DE LA PENA DE MUERTE

Para hacer más entendedor este apartado iremos enumerando las diferentes ideas:

1) Razón de Justicia: esta idea se sustenta por un lado, por fundamentaciones religiosas, cuya máxima expresión se encuentra en el Antiguo Testamento, como puede ser la Ley de Talión: "Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente"; También cabe destacar desde fundamentaciones religiosas, que las penas deben tener como base la necesidad de expiación. En definitiva, el castigo supremo siempre ha estado presente en la sociedad.

Por otro lado, se fundamenta en las Teorías Absolutas de la pena, cuya máxima era la pena justa (punitur quia peccatum est). Estas teorías se basan en la libertad e igualdad naturales de todos los hombres. Por lo tanto, cuando un hombre comete un delito, se ha de retribuir al autor del delito con una pena equivalente al mal que ha ocasionado.

2) Utilidad Social: A diferencia de las Teorías absolutas, que respondían al interrogante de porqué castigar, las Teorías Relativas, responden al de para qué castigar. Precisamente, una de las respuestas a esta pregunta, da fundamentación a la pena de muerte. Concretamente, dentro de las Teorías relativas, se encuentran las Teorías de la Prevención General y en concreto de la Prevención General Negativa. Éstas, se basan en la idea de crear ciertas contramotivaciones en los transgresores potenciales. Es decir, dotan la pena de un carácter disuasorio e intimidatoria. Sin duda alguna, si el individuo es racional, y hace un balance sobre las ventajas y desventajas de cometer un crimen, la pena de muerte, evitaría que el crimen tuviera beneficio alguno. Sin embargo, como veremos más adelante en las argumentaciones en contra, esto no ha sido aún demostrado.

3) Ejercicio de la legítima Defensa: esta argumentación se basa en la idea de que el sujeto, víctima del delito, no ha podido ejercer su Derecho a la Legítima defensa, y por lo tanto, es la sociedad quien debe llevarla a cabo. La pena de muerte, sería pues, un asesinato en legítima defensa. Esta idea se resume bien con la cuestión planteada por Jacques Légaré en un ejemplo de disertación filosófica sobre la pena de muerte: "En plus, si nous acceptons la légitime défense qui nous excuse de tuer notre agresseur, pourquoi refuserions-nous le même droit au tribunal qui représente la société tout entière?".

4)Miedo a la fuga o a la reincidencia : este sentimiento de pánico y temor, conlleva, apoyar la pena de muerte, puesto que si el sujeto delincuente consiguiera escapar del control penitenciario, podría cometer los mismos delitos. Este tipo de argumentación fue utilizada por las teorias positivistas, especialmente por Lombroso. Cabe recordar que en la tipología de delincuentes de este autor, introdujo la del delincuente nato, el cual padecía de algún tipo de patología. Ello suponía, que no era posible la resocialización de dicho delincuente, y por lo tanto, la única política criminal viable era la eliminación del sujeto.

5) No existe riesgo de sentenciar a un inocente: la existencia de garantías jurídicas, tales como las apelaciones, la revisión obligatoria de la sentencia de muerte, etc..., impide que sólo se condene a los culpables reales de los hechos delictivos. No existe pues, riesgo de errores.

6) Costes económicos: Los partidarios de la pena de muerte sostienen que la pena de muerte es, en términos económicos, más rentable, que las alternativas que se presentan a dicha sanción.

ARGUMENTOS EN CONTRA DE LA PENA DE MUERTE

Volveremos a estructurar este apartado como el anterior, es decir, enumerando las diferentes ideas. Además, podemos ver que la mayoría de las argumentaciones, son las réplicas a las anteriores.

1)Razón de Justicia: Recordábamos antes, que había dos fundamentaciones a esta argumentación. Ahora, al igual que antes, ahora también. Por un lado, des de un punto de vista religioso, si bien es cierto que en el Antiguo Testamento se profesan ideas tales como la ley del Talión, como apunta Albert Camus: "Se trata de un sentimiento, particularmente violento, no de un principio. El Talión pertenece al orden de la naturaleza y del instinto (...) Si el crimen pertenece a la naturaleza humana, la ley no pretende imitar o reproducir tal naturaleza. Está hecha para corregirla."; por otro lado caben confrontar otras consideraciones dogmáticas religiosas, como el amor al prójimo, el perdón, entre otras. Sin embargo, dichas consideraciones dogmáticas religiosas, no son suficientes para esclarecer la cuestión de la pena de muerte. Sería necesario acudir a los datos que nos proporcionan las ciencias sociales (criminología, sociología, psicología, etc...).

En segundo lugar, por lo que se refiere ya a argumentaciones de tipo filosófico-jurídicas, no cabe fundamentar la pena justa. Pues como apunta Roxin, al mal del delito se le suma el mal de la pena. Éste es uno de los ejemplos críticos a las Teorías Absolutas. Y también cabe destacar la crítica realizada por Mir Puig, que apunta a que no es propia del estado moderno la aspiración por la realización de la justicia absoluta sobre la tierra, puesto que el Estado mantiene una clara distinción entre moral, religión y derecho. En definitiva que las sentencias no se pronuncian en nombre de Dios, sino en el del pueblo.

Por último, cabe recordar también la Teoría del Intercambio de Homans, en la que el autor, apunta: " Cuanto más golpea uno, más golpea el otro, pues resulta satisfactorio lastimar a quien nos lastima". Quizás, bajo el supuesto de la realización de justicia, se esconda el placer, como apunta Homans. Ello es debido al intercambio de castigos.

2) Utilidad Social: No está demostrado, que la pena cumpla una función de prevención general negativa, o sea de intimidación a los potenciales infractores. Prueba de ello, es que si fuera así, en primer lugar, ya no existirían delitos. Y en segundo lugar, se parte de que el delito es una acto racional, en el que el delincuente evalúa los costes y beneficios. Esta premisa puede ser falsa, pero en el caso de que fuera cierta, el sujeto delincuente, espera o bien que no lo descubran, o bien, salir mejor parado del proceso judicial.

También cabe destacar la argumentación de que, en contra de obtener una prevención, se genera una espiral de violencia. El hecho de asesinar a una persona, por parte del Estado, puede conllevar que ese acto se copie y provoque así, la violencia que quería disminuir.

Por último, cabe destacar que, como afirman los partidarios de la pena de muerte, sea posible que en algunos países en los que la pena de muerte ha sido abolida se haya producido un incremento en la criminalidad registrada. Pero esta afirmación hay que matizarla, en el sentido de que es posible que una parte de esta criminalidad fuera anteriormente oculta ( no registrada), o bien, que este aumento sea debido a la consecución de delitos menos graves. Por tanto, se puede afirmar que la función intimidatoria de la pena capital, está aún por demostrar.

4) En relación con la legítima defensa o la venganza de la víctima, se le suponen unas intenciones que no pueden ser demostradas. Puede ser posible, que si la víctima pudiera expresarse, no pidiera su venganza, sino el perdón: "Les victimes auraient-elles toutes souhaiter qu’on les venge? On peut le supposer à voir le pape pardonner publiquement à son agresseur qui attenta à sa vie."

5)Irreversibilidad de la pena de muerte respecto del error judicial: Si bien cada día más, los errores judiciales son menos frecuentes, hay riesgo de condenar a un inocente. Pero además con el agravante de que en el caso de la pena de muerte no se puede compensar al sujeto por el error.

6)Costes económicos: En los costes sobre la pena de muerte, no sólo hay que computar el coste que tiene en si misma la ejecución, sino también, el coste de todo el proceso judicial, es decir, apelaciones, jueces, y, además, los costes sociales de esta sentencia. Estos costes sociales, deberían ser estimados, para ver si realmente, la pena de muerte es rentable o no. El argumento de los costes económicos, lleva consigo una parte oculta, se pueden computar dos veces los mismos costes, etc...Además, diferentes estudios realizados revelan que la pena de muerte es menos rentable que el mantenimiento en prisión del sujeto. Las diferencias entre los diferentes estudios cabría analizarlas, pero además se debería computar, como hemos dicho los costes sociales.

Por ello, creemos que este tipo de argumentaciones no deberían ser tenidas en cuenta, aunque sin duda, en la sociedad en la que vivimos actualmente, tiene, para el sistema político y los ciudadanos un gran interés.

7)Discriminación de la pena de muerte: Los Tribunales ejercen una selección entre los autores de los delitos, ya sea por motivos económicos o étnico-raciales. Así, por ejemplo, la diferencia de recursos económicos que existe entre los que poseen un buen nivel adquisitivo y las clases más desfavorecidas, provoca que frente a un mismo hecho delictivo, los primeros puedan ser asistidos por profesionales con mayor rigor, que los otros. Este factor es especialemente importante en EE.UU, en donde el coste de defensa es muy elevado y las clases bajas no pueden costearlo, lo que significa, con mucha probabilidad una sentencia condenatoria. Por lo que se refiere al factor étnico, también en EE.UU, determinados sectores son más propicios a obtener este tipo de sentencias. Así, los chicanos, negros, etc... son los delincuentes sobre los que recae la pena de muerte. Para verlo más claramente veamos las cifras que publica el Departamento de Justicia de EE.UU.:

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Alva Myrdal

Alva Myrdal

(Alva Reimer; Uppsala, 1902 - Ersta, 1986) Política sueca. Activa feminista y pacifista, en 1982 recibió, junto al político y diplomático mejicano Alfonso García Robles, el Premio Nobel de la Paz por su contribución al movimiento de desarme nuclear durante los años sesenta y setenta.

Estudió Sociología en las universidades de Upsala, Estocolmo y Ginebra y orientó sus investigaciones hacia el campo de la política social. En 1924 contrajo matrimonio con el afamado economista sueco Karl Gunnar Myrdal, cuyo apellido adoptó. En 1949 fue nombrada directora de la Oficina de Asuntos Sociales de la Organización de Naciones Unidas (ONU), cargo que ocupó durante un año. En 1951 pasó a dirigir el departamento de Ciencias Sociales de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de Naciones Unidas (UNESCO). Entre 1955 y 1961 trabajó como embajadora del gobierno sueco en India, Birmania y Sri Lanka.

Ese último año regresó a Suecia como asesora especial para el desarme del Ministerio de Asuntos Exteriores de su país. En 1962 obtuvo un escaño en el Senado sueco como representante del Partido Socialdemócrata y fue designada para encabezar la delegación sueca en la Conferencia para el Desarme celebrada en Ginebra. Entre 1966 y 1972 ostentó la cartera de Desarme del gobierno sueco, cargo que compaginó desde 1969 con el de ministra de Asuntos Eclesiásticos. Entre 1972 y 1973 permaneció en el gobierno como ministra sin cartera. Al mismo tiempo, hasta 1973 continuó desarrollando su actividad dentro de la Conferencia para el Desarme de Ginebra.

Como ministra, Myrdal destacó por su gran contribución a la puesta en marcha de importantes reformas sociales y a la defensa de la igualdad para las mujeres desde una postura abiertamente feminista. Tras su retirada de la política activa, Alva Myrdal continuó comprometida hasta su muerte con las causas del pacifismo, el desarme y el feminismo, a través de conferencias y publicaciones. Entre sus numerosos escritos, cabe destacar: Desarme, realidad y utopía (1965), Guerra, armamentismo y violencia cotidiana (1977), El juego del desarme: la carrera armamentística entre Estados Unidos y Rusia (1976) y Dinámica del desarme nuclear europeo (1981). Además del Nobel, recibió el Premio de la Paz de Alemania Occidental en 1970 -que compartió con su marido-, el Premio Einstein de la Paz (1980) y el Jawaharlal Nehru de Cooperación Internacional (1981).
En su trabajo para el desarme Alva Myrdal ha combinado la comisión profunda con la gran penetración profesional. Con la ayuda de expertos ella se ha familiarizado con los aspectos científicos y técnicos de la carrera de armamentos. Su comprensión de la necesidad de basar el trabajo del desarme en la penetración profesional también encontró un enchufe en su participación activa en el establecimiento del instituto de investigación internacional de la paz de Estocolmo, SIPRI. Con su mucho artículos y los libros Alva Myrdal ha ejercitado una influencia muy significativa en el discusión actual del desarme.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Reforzar las respuestas a las víctimas de la violencia

Reforzar las respuestas a las víctimas de la violencia


Los sistemas nacionales de salud, en su conjunto, deberían aspirar a dispensar una asistencia de alta calidad a las víctimas de todos los tipos de violencia, así como los servicios de rehabilitación y apoyo necesarios para prevenir ulteriores complicaciones. Las prioridades son, entre otras:

• mejorar los sistemas de respuesta urgente y la capacidad del sector sanitario para tratar y rehabilitar a las víctimas;

• reconocer los signos de incidentes violentos o de situaciones de violencia continua,y enviar a las víctimas a los organismos adecuados para ofrecerles seguimiento yapoyo;

• garantizar que los servicios de salud, judiciales, policiales y sociales eviten la «revictimización» de las víctimas y disuadan eficazmente a los autores de actos violentos de reincidir;

• ofrecer apoyo social, programas de prevención y otros servicios para proteger a las familias en riesgo de violencia y reducir el estrés de los cuidadores;

• incorporar al programa de los estudiantes de medicina y enfermería módulos sobre prevención de la violencia.

Todas estas respuestas pueden contribuir a minimizar las repercusiones de la violencia sobre los individuos y su costo para los sistemas sanitarios y sociales, pero al diseñarlas y aplicarlas deben incluirse salvaguardas frente a la «revictimización», esto es, frente al hecho de poner a las víctimas en riesgo de sufrir nuevos actos violentos, censuras por parte de la familia o la comunidad, u otras consecuencias negativas.

sábado, 25 de septiembre de 2010

MENORES Y LA PENA DE MUERTE

MENORES Y LA PENA DE MUERTE

Después de 50 años de la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo objetivo es liberar al hombre de la crueldad de los Estados, más de la mitad de los países del mundo han abolido la pena de muerte en la ley o en la práctica.
De las naciones, cada vez más escasas, que mantienen la pena de muerte, la mayoría respetan las leyes internacionales de derechos humanos al limitar la pena capital a los adultos.
Estados Unidos aplica la pena de muerte a las personas que tienen menos de 18 años en el momento de cometer su delito. A consecuencia de esta actitud, unos 70 menores aguardan a ser ejecutados bajo la custodia de las autoridades estadounidenses.
En los años noventa, en Estados Unidos han sido ejecutados ya ocho menores. Durante ese mismo período, sólo se sabe de otros cinco países -Arabia Saudí, Irán, Nigeria, Pakistán y Yemen- que hayan ejecutado a menores y, entre los cinco, han ejecutado a un total de nueve menores.
Sin embargo, en Estados Unidos hay personas para las que esta respuesta fría y brutal a los delitos violentos cometidos por menores no es suficiente. Mientras el resto del mundo deja de aplicar la pena de muerte a sus menores, algunos políticos estadounidenses piden que sus leyes estatales reduzcan la edad de los posibles condenados a la pena de muerte por debajo incluso de los 16 años establecidos por la Corte Suprema.

Estados de EE.UU con pena de muerte

ALABAMA

FLORIDA

LOUISIANA

NUEVA HAMPSHIRE

OREGON

VIRGINIA

ARIZONA

GEORGIA

MARYLAND

NUEVA JERSEY

PENNSYLVANIA

WASINGTON

ARKANSAS

IDAHO

MISSISSIPPI

NUEVO MÉXICO

CAROLINA DEL SUR

WYOMING

CALIFORNIA

ILLINOIS

MISSOURI

NUEVA YORK

DAKOTA DEL SUR

COLORADO

INDIANA

MONTANA

CAROLINA DEL NORTE

TENNESSEE

CONNECTICUT

KANSAS

NEBRASKA

OHIO

TEXAS

DELAWARE

KENTUCKY

NEVADA

OKLAHOMA

UTAH


Estados de EE.UU sin pena de muerte

País

ALASKA

IOWA

MASSACHUSETTS

MINNESOTA

RHODE ISLAND

VIRGINIA DEL OESTE

HAWAII

MICHIGAN

DAKOTA DEL NORTE

VERMONT

WISCONSIN

COLUMBIA

Fuente: Amnistia Internacional





TELÉFONOS DE EMERGENCIA CONTRA EL MALTRATO

AMBITO NACIONAL

Comisión para la investigación de Malos TratosTels.: 900 10 00 09 / 91 308 27 04(Para información de urgencia de malos tratos. Horario: de 10 a 14h. y de 16 a 18h.)

Instituto de la Mujer-Ministerio de Trabajo y Asuntos SocialesTel.: 900 19 10 10Tel.: 900 15 21 52 (para información a mujeres sordas)Es un servicio de ámbito nacional al que se puede llamar gratuitamente las 24 horas del día.
ANDALUCÍA
Tel.: 900 20 09 99(Servicio telefónico de información a la mujer, 24 horas)
ARAGÓN
Tel.: 901 50 45 04(Servicio telefónico, 24 horas)
ASTURIAS
Instituto Asturiano de la MujerTel.: 985 10 67 07
BALEARES
Comisión Interdepartamental de la MujerTel.: 971 17 65 65
CANARIAS
Tel.: 900 71 35 71(Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria. Teléfono gratuito deasistencia y asesorameitno a la mujer)
CANTABRIA
Tel.: 900 33 22 21(Teléfono de la mujer. Dirección General de la Mujer)
CATALUÑA
Tel.: 900 70 30 30(Servicio telefónico de atención social. Urgencias. Ayuntamiento de Barcelona)
CASTILLA-LA MANCHA
Dirección General de la MujerTel.: 925 26 72 00
CEUTA
Consejería de Sanidad y Bienestar SocialTel.: 956 52 82 00
EXTREMADURA
Tel.: 900 50 03 35(Teléfono de la mujer, 24 horas. Dirección General de la Mujer)
GALICIA
Tel.: 900 40 02 73(Teléfono de la mujer. Servicio Gallego de Igualdad)
MADRID
Dirección General de la MujerTel.: 901 50 45 04
MELILLAGabinete de la MujerTel.: 952 67 54 24
MURCIA
Secretaría de la MujerTel.: 968 36 66 29
NAVARRA
Instituto Navarro de la MujerTel.: 948 20 66 04
LA RIOJA
Dirección General de Bienestar SocialTel.: 941 29 11 00
PAÍS VASCO
Institiuto Vasco de la MujerTel.: 945 13 26 13
COMUNIDAD VALENCIANA
Dirección General de la MujerTel.: 96 398 56 00

Organismos Internacionales pro Derechos Humanos

Organismos Internacionales pro Derechos Humanos



Alianza para un mundo responsable, plural y solidario.

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Amnistía Internacional.

Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos.

Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo

Brigadas Internacionales de Paz

Centro de Derechos Reproductivos.

Centro de Documentación, Investigación e Información de los Pueblos Indígenas.

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.

Comisión Andina de Juristas.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Comisión Interamericana de Mujeres

Comisión Internacional de Juristas

Comisión para la defensa de los Derechos Humanos en Centro América

Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer

Comité Internacional de la Cruz Roja

Conecta Sur

Consejo de Derechos Humanos

Convención Europea de Derechos Humanos

Corte Interamericana de Derechos Humanos

Coordinadora Contra la Represión Institucional y Policial

Corte Internacional de Justicia

Derechos Human Rights

Diakonia

ECPAT Internacional

Federación Iberoamericana del Ombudsman

Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia

Fondo de Población de Naciones Unidas

Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe

Fundación Rigoberta Menchu Tum

HelpAge Internacional

Human Rights Watch

Instituto Interamericano de Derechos Humanos

Instituto Interamericano del Niño.

Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente

Plataforma de Información del Pueblo Indio

Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo

Programa de Acción Mundial para los Impedidos

Proyecto Desaparecidos

Red Latino Americana y Caribeña por la defensa de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes

Save the Children

Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Unión Europea, Derechos Humanos y Democracia